Tips - Consejos

Tips

Education starts at school and continues at home. There are plenty of things that you, as parents, can do at home to help your child along a strong developmental path. Here are some helpful tips to give your child an advantage at home, which will transfer to the classroom.

Read, Read, Read

Reading is an important cognitive function for children to learn. Take every opportunity you can to read with your child. Make the kitchen, living room, and their bedrooms, into “reading zones” and devote some time every day to reading short stories, homework, or anything that is particularly challenging for them.

Make it Fun!

Games can be exceptional learning tools. Board games, card games, memory games and word games subtly engage a child in learning essential problem solving skills, while ensuring they have fun! Showing them how much fun learning can be will make them more eager to learn.

Embrace Technology

Computers, tablets, and mobile devices have access to all sorts of educational resources that can help your child learn in a collection of different ways. From games to writing to reading, technology offers a number of different ways to engage kids as they learn. Don’t be scared to let them get used to technology, the sooner they learn about the devices, the more comfortable they will be when using them in the future.

Encouragement is Golden

Remember to encourage your children through the learning process. Positive reinforcement goes a long way in helping a developing mind absorb information. Mistakes should not be cause for concern. Instead, view them as learning opportunities and help your child realize where, and how, they can improve.

Count, Write, Read

Practice, repetition, and routine help a young mind develop skills faster, and become more comfortable with the skills they already have. Set time aside to count with your children, let them write stories for you, and read them together. This little bit of effort can make a world of difference in the long run.


count writeread

Consejos

La educación comienza en la escuela y continúa en casa. Hay un montón de cosas que ustedes, como padres, pueden hacer en su casa para ayudar a su niño a lo largo de un camino de desarrollo fuerte. Aquí hay algunos consejos útiles para dar a su niño una ventaja en  su casa, que se transferirán a la sala de clase.

Lea, lea, lea

La lectura es una función cognitiva importante que los niños aprendan. Aproveche cada oportunidad que pueda para leer con su hijo. Hacer la cocina, sala de estar, y sus dormitorios, en "zonas de lectura" y dedicar un poco de tiempo cada día para la lectura de cuentos, tareas, o cualquier cosa que es particularmente difícil para ellos.

Haga que sea divertido!

Los juegos pueden ser herramientas de aprendizaje excepcionales. Juegos de mesa, juegos de cartas, juegos de memoria y juegos de palabras sutilmente involucran a un niño en el aprendizaje de habilidades para resolver problema esencial, asegurando al mismo tiempo que se divierten! Mostrándoles cómo puede ser mucho más divertido aprender los hará más ganas de aprenderellos. 

Embrace Tecnología

Computadoras, tabletas y dispositivos móviles tienen acceso a todo tipo de recursos educativos que pueden ayudar a su hijo aprender en una colección de diferentes maneras. Desde juegos a la escritura a la lectura, la tecnología ofrece una serie de diferentes maneras de involucrar a su hijos como aprenden. No tenga miedo de dejar que ellos se acostumbren a la tecnología, más pronto se enteran de los dispositivos, el más cómodo que será la hora de utilizarlos en el futuro

El ánimo es de oro

Recuerde que debe animar a sus hijos a través del proceso de aprendizaje. El refuerzo positivo va un largo camino para ayudar a desarrollar una mente absorber información. Los errores no deben ser motivo de preocupación. En su lugar, verlos como oportunidades de aprendizaje y ayudar a su hijo a darse cuenta dónde y cómo, pueden mejorar.

Cuente, Escribir, Lea

La práctica, repetición y rutina de ayuda una mente joven a desarrollar habilidades más rápido y ser más cómodo con las habilidades que ya tienen. Dedique tiempo para contar con sus niños, hacerles escribir historias para usted, y leerlos juntos. Este poco de esfuerzo se puede hacer un mundo de diferencia en el largo plazo.